Una Policía para el Siglo XXI estalla por la nueva ley de Seguridad Ciudadana

Una Policía para el Siglo XXI estalla por la nueva ley de Seguridad Ciudadana
Comparte esta noticia para que todos sepan la verdad en España

LA REFORMA DE LA LEY DE SEGURIDAD CIUDADANA; UN CAMBIO QUE DESPROTEGE AL CIUDADANO Y DESAMPARA A LAS FFCCS.

 Las enmiendas que el Ejecutivo y sus socios pretenden llevar a cabo sobre la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana, no suponen una simple modificación o actualización de su articulado -como así se trata de trasladar a la opinión pública-, sino una reforma que, de facto, vacía de contenido práctico la capacidad de la acción policial para proteger a una ciudadanía cada vez más indefensa ante el exponencial aumento de la delincuencia y la violencia.

En Una Policía para el Siglo XXI, principal asociación prescriptora de ciencia y metodología policial y representativa de miembros de todos los cuerpos policiales, estatales, autonómicos o locales, y de seguridad privada que operan en España,  no solo mostramos nuestro absoluto descontento y decepción por los pretendidos cambios en el texto legal, sino que apoyamos en su totalidad las diferentes movilizaciones que, en unidad de acción, hayan sido convocadas por el resto de sindicatos y asociaciones de Policía y Guardia Civil, así como cualquier otra de Seguridad Privada que se sume a ellas.

No obstante, en la calidad constructiva en que esta asociación tiene su razón de ser y apelando al sentido común del Legislador, a continuación se presentan una serie de medidas de mínimos que, entendemos, son imprescindibles para garantizar la seguridad jurídica de los agentes del orden, que es tanto como garantizar la protección de la ciudadanía; único y principal objetivo que debería motivar tal reforma.

  • Tasar una distancia de seguridad que permita al agente ser proactivo en el uso de la fuerza ante un acometimiento.
  • Prohibir la de difusión de imágenes de miembros de las FFCCSS en el ejercicio de sus funciones, por motivos de seguridad, intimidad familiar y protección de datos. Siendo las instancias judiciales el lugar idóneo para depositar las imágenes, como modo de prueba, cuando el ciudadano crea estar observando un delito.
  • Cuadro de texto: Nota de PrensaTipificar las interferencias de terceros a la acción policial que, en relación con la medida anterior, se suceden en toda actuación debido a las personas que interrumpen el trabajo policial introduciéndose en el arco operativo para registrar imágenes.
  • Crear un epígrafe sobre el uso de la fuerza que concrete las actuaciones policiales donde se repele violencia de terceros, considerándose que esta asociación ya remitió al respecto un protocolo sobre el uso de la fuerza al Ministerio de Interior, así como al resto de instituciones interesadas.
  • Incorporar cámaras de grabación individual para cada agente de seguridad ciudadana, quedando el registro de tales datos a disposición de la Autoridad Judicial para su completa valoración, evitándose así disponer únicamente de ediciones sesgadas que las grabaciones particulares pudieran suponer.
  • Imponer trabajos en beneficio de la comunidad para aquellas personas que no satisfagan las sanciones económicas, tramitándose como desobediencia penal la negativa a realizar aquellos trabajos.
  • Delimitar umbrales a partir de los cuales las sanciones no serían objetivas, sino porcentuales a los ingresos del infractor.

Comparte esta noticia para que todos sepan la verdad en España

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: TUERCEVELAS SL. Finalidad: gestionar la publicación de su comentario. Legitimación: por consentimiento del interesado. Destinatarios: el responsable; se podrán ceder su datos a las administraciones que estén legalmente autorizadas. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: en nuestra política de privacidad.