El mensaje dirigido al Papa por los cristianos afganos que ni tendrá la decencia de leer

Papa Rojo
Comparte esta noticia para que todos sepan la verdad en España

Los cristianos afganos ponen en su sitio al Papa Rojo

Las consecuencias de la crisis política de Afganistán son imprevisibles e incalculables. Los talibanes han irrumpido en el poder y se han hecho con el control de las instituciones. Miles de afganos se han visto obligados a abandonar el país y los países progres están pendientes de acogerlos y darles todas las ayudas que sean necesarias.

Los derechos fundamentales de las mujeres están en riesgo. Las feministas españolas y europeas están ‘preocupadas’ y se han propuesto medidas ‘muy importantes’ para frenar el avance talibán, como la recogida de firmas y la lectura de comunicados.

Son inciativas inútiles, que se hacen en el seno de este nuevo postureo progre que abunda en redes sociales. Igual que los mensajes del Papa Rojo. En vez de decidir acoger a todos estos afganos en el vaticano, en cumplimiento de la solidaridad y generosidad cristiana, se encomienda a Dios para que nos ayude.

El mensaje que ha recibido por parte de los cristianos afganos ha sido espectacular. Un mensaje muy contundente que se ha hecho viral en Twitter y en el que le piden que lo realmente necesario es que se repatríen a “nuestros hermanos cristianos afganos que están en riesgo extremo”. El resto son tonterías para entretener a los progres.


Comparte esta noticia para que todos sepan la verdad en España

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: TUERCEVELAS SL. Finalidad: gestionar la publicación de su comentario. Legitimación: por consentimiento del interesado. Destinatarios: el responsable; se podrán ceder su datos a las administraciones que estén legalmente autorizadas. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: en nuestra política de privacidad.