La propuesta “estrella” del Gobierno para solucionar el problema de la vivienda es una burda copia de un proyecto fracasado de Zapatero que disparó el gasto público

Sánchez y Zapatero, mismas soluciones fracasadas para la vivienda FOTO-Europa Press
Comparte esta noticia para que todos sepan la verdad en España

El “bono vivienda” de 250 euros de Sánchez copia el modelo del “cheque vivienda” de 210 euros de Zapatero

El “bono vivienda” anunciado esta mañana por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que consistirá en una ayuda de 250 euros al mes para que los jóvenes puedan pagar el alquiler, es una copia del modelo del “cheque vivienda” que aprobó el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en septiembre de 2007, seis meses antes de las elecciones generales.

El “bono vivienda” que ha anunciado Pedro Sánchez formará parte de la nueva Ley de Vivienda que, según el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, se aprobará en las próximas semanas con el fin de enviarla al Parlamento para su tramitación.

Este bono joven estará dotado con 250 euros mensuales durante los próximos dos años y estará destinado a jóvenes de entre 18 y 35 años con rentas de trabajo o ingresos anuales inferiores a 23.725 euros al año. Aunque en los casos de las familias más vulnerables este “bono joven” podrá completarse con más ayudas directas al alquiler de hasta el 40 por ciento de su valor.

Pedro Sánchez, que intervenía en la inauguración del I Foro Urbano de España, que se celebra este martes en Sevilla, ha justificado la medida en la necesidad de que los jóvenes puedan emanciparse antes en España. “Vamos a destinar una política pública a reducir la edad de emancipación tan insoportablemente alta en nuestro país para que los jóvenes puedan acceder a una vivienda en alquiler digna con el apoyo y ayuda de la Administración General del Estado”, ha remarcado el presidente.

Precisamente esta justificación, la necesidad de adelantar la edad de emancipación, fue la que dio el Gobierno de Zapatero cuando presentó la medida. Lo hicieron a la par el entonces presidente del Gobierno y la ministra de Vivienda, que en aquel momento era Carme Chacón.

De hecho, el “cheque vivienda” se denominó “Renta Básica de Emancipación” y se encardinó dentro de lo que se llamó “Plan de apoyo a la emancipación e impulso al alquiler”. Incluso se presentó con la afirmación de que “España no se puede permitir tener la mayor edad de emancipación de Europa”, tal y como afirmó, junto a Zapatero, la ya fallecida Carme Chacón.

Aunque las medidas se anunciaron en septiembre de 2007, no entraron en vigor hasta el uno de enero de 2008, justo cuando faltaban dos meses para las elecciones. El llamado “cheque vivienda” de entonces supuso una ayuda de 210 euros mensuales para ayudar a pagar el alquiler a los jóvenes de los 22 a los 30 años e incluía un préstamo de 600 euros para pagar la fianza y un aval de seis meses.

Los jóvenes tenían que estar ocupados y con ingresos máximos de 22.000 euros anuales, bien del trabajo por cuenta ajena, autónomos o parados con prestación de desempleo o becarios. Y los extranjeros que lo solicitaran debían tener cuatro años de residencia legal en España.

Zapatero fue un poco más generoso con el tiempo, porque el plan se aprobó para cuatro años y el plan actual de Pedro Sánchez es para los próximos dos años. Eso sí, estableció una serie de medidas para evitar fraudes, de tal manera que no se aceptaron contratos de alquiler entre familiares próximos, el receptor no podía ser ya propietario de una vivienda y en caso de que los titulares del alquiler fueran varios, la ayuda se prorrateaba.

En esta ocasión, el Ejecutivo de Pedro Sánchez no ha dado más detalles sobre la medida, ni qué pasará con la ayuda en caso de que la misma vivienda esté alquilada por varias personas.

400 MILLONES EN 4 AÑOS PARA 300.000 JÓVENES

Pero ambos planes traían ya un origen anterior, el Real Decreto Ley aprobado por el Gobierno de Zapatero para 2005 a 2008, que incluía ayudas directas de 2.880 euros anuales como máximo, es decir, 240 euros al mes para jóvenes menores de 35 años y por un periodo de 24 meses. La medida era de la ministra María Antonia Trujillo –la ministra que pagó 10.000 pares de zapatillas ‘kelifinder’ para buscar casa– y no se llegó a aplicar, pero fue rescatada por Carme Chacón unos meses antes de las elecciones de 2008.

El “cheque vivienda” de Zapatero equiparó en aquel momento a otra de las medidas estrella del entonces presidente del Gobierno, el “cheque bebé” de 2.500 euros que el Gobierno daba a los recién nacidos desde 2007.

Pero la ayuda para pagar el alquiler, a diferencia del “cheque bebé”, se salvó de la quema en aquella sesión parlamentaria del 12 de mayo de 2010, en la que el entonces jefe del Ejecutivo anunció uno de los mayores paquetes de recortes de la democracia que aplicó para reducir el déficit público, en plena crisis económica y con la amenaza de la intervención de la economía española por parte de la Unión Europea.

Sin embargo, el “cheque vivienda” no sobrevivió a los recortes del Gobierno de Mariano Rajoy, quien impelido por Bruselas a reducir el déficit, fue una de los primeros gastos que suprimió en sus primeras decisiones como presidente del Gobierno.

Así, en diciembre de 2011 y a pocos días de ganar las elecciónes, Rajoy no renovó este plan, que caducaba en esos días, y dio por finiquitado el “cheque vivienda” que durante cuatro años había supuesto un gasto de 400 millones de euros y beneficiado a más de 301.000 jóvenes de entre 22 y 30 años.

EUROPA PRESS / REDACCIÓN

FOTO: EUROPA PRESS


Comparte esta noticia para que todos sepan la verdad en España

2 Comments on “La propuesta “estrella” del Gobierno para solucionar el problema de la vivienda es una burda copia de un proyecto fracasado de Zapatero que disparó el gasto público”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: TUERCEVELAS SL. Finalidad: gestionar la publicación de su comentario. Legitimación: por consentimiento del interesado. Destinatarios: el responsable; se podrán ceder su datos a las administraciones que estén legalmente autorizadas. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: en nuestra política de privacidad.