Sale a la luz un oscuro episodio de Errejón en 2018 en un bar proetarra

Errejón FOTO-Europa Press
Comparte esta noticia para que todos sepan la verdad en España

Errejón tiene ‘antecedentes’ de 2018

El portavoz de Más País en el Congreso de los Diputados, Íñigo Errejón, con su cara de niño bueno y de no haber roto un plato en su vida, podría haber propinado una patada a un enfermo de cáncer de 67 años en Lavapiés el pasado 2 de mayo, dos días antes de la celebración de las elecciones en la Comunidad de Madrid. Una faceta violenta que ya conocíamos, pues en 2018 tuvo un lío en un bar proetarra, pero no hubo denuncias.

El ex amigo de Pablo Iglesias se vio envuelto en una reyerta en un bar situado en Santiago de Compostela, emblema del separatismo gallego. El local está repleto de banderas esteladas catalanas, ikurriñas vascas, mensajes a favor de los golpistas y de los presos de ETA y también banderas separatistas de Galicia. El local se llama Avante Galicia y está situado en el casco viejo. Es conocido en este entorno.

Según informó El Correo Gallego en su momento, Errejón dio un empujón a un cliente que quería hacerse una foto con él. Una vez más, se repetiría el patrón de la fotografía y de la negativa del progre a ser fotografiado. Lo que demostraría que dirigente político tiene muy poca empatía, además de poco respeto y educación hacia sus potenciales votantes.

En esta ocasión, la trifulca acaecida en el bar Avante de Santiago no pasó a mayores. Nadie interpuso denuncia y los hechos quedaron escritos en una página de periódico sin más repercusión pública. Tras repetirse el mismo ‘modus operandi’ (negativa a una fotografía) se han encendido todas las alarmas y han aparecido todas las sospechas de que Errejón podría haber cometido el delito en ambas ocasiones.


Comparte esta noticia para que todos sepan la verdad en España

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *