El protegido del Gobierno se quiere marcar un Puigdemont

El protegido del Gobierno se quiere marcar un Puigdemont FOTO-Europa Press
Comparte esta noticia para que todos sepan la verdad en España

El Gobierno sigue haciendo el ridículo

La Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos (ASADEDH) ha solicitado al juez Santiago Pedraz que retire el pasaporte al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, después de que su ‘número dos’ haya avisado de que se irá de España sin comparecer ante el magistrado de la Audiencia Nacional el próximo 1 de junio en calidad de investigado por diversos delitos, incluidos de lesa humanidad.

En un escrito presentado este lunes, al que ha tenido acceso Europa Press, ASADEDH –autora de una de las dos querellas dirigidas contra Ghali– pide a Pedraz que adopte dicha medida “impidiendo con ello la salida de España y garantizando su declaración ante este juzgado el próximo día 1 de junio”.

ASADEDH ha reaccionado así a las manifestaciones que ha hecho el ‘número dos’ del Frente Polisario, Salem Lebsir, a okdiario, en las que asegura que Ghali “no se presentará ante el juez”. “En cuanto se recupere, que será en 10 días, saldrá del país”, afirma al diario digital.

Ya en un comunicado, ASADEDH ha condenado “enérgicamente” las palabras de Lebsir al entender que “es un claro desafío a la justicia de una democracia consolidada como la española”.

Para la asociación saharaui, se trata de “un desprecio tanto al poder judicial como político español, después de las declaraciones en los días pasados de la ministra de Asuntos Exteriores en las que insistía que si Ghali fuera citado tendría que declarar como cualquier otro ciudadano”.

Por ello, ha avanzado que, además de su petición al titular del Juzgado de Instrucción Número 5 de la Audiencia Nacional, pondrá estas “graves declaraciones” en conocimiento de la Fiscalía para que se tomen la “medidas pertinentes” a fin de que Ghali “no eluda nuevamente la acción de la justicia”.

SIN ORDEN DE DETENCIÓN

Ghali fue ingresado el pasado 18 de abril en el Hospital de San Millán-San Pedro, en La Rioja, con un cuadro grave por dolencias derivadas de la COVID-19, en un traslado desde Argelia que la diplomacia española tildó de cuestión humanitaria, si bien está en el trasfondo de la crisis desatada con Marruecos en la frontera.

Su estancia en España reactivó una querella presentada por el activista saharaui de nacionalidad española Fadel Breica, que le acusa de delitos de detención ilegal, torturas y lesa humanidad presuntamente cometidos en 2019 en los campamentos de Tinduf.

Según el relato de Breica, a su llegada a los asentamientos de refugiados saharauis en dicha localidad argelina fue amenazado por agentes del Frente Polisario para que se fuera. Lejos de hacerlo, organizó varios actos de protesta, siendo arrestado por militares y trasladado a centros de detención indeterminados donde habría sufrido golpes y descargas eléctricas, entre otras prácticas.

Por estos hechos, Pedraz acordó tomar declaración a Ghali como imputado el 1 de junio, aunque la fecha puede variar porque todo depende del estado de salud del líder del Frente Polisario, que sigue ingresado.

Al mismo tiempo, el instructor de la Audiencia Nacional admitió una segunda querella, presentada por ASADEDH contra Ghali y otras 27 personas por el maltrato al que habrían sometido a prisioneros de guerra y a los propios ciudadanos saharauis, “especialmente” a los de origen español.

ASADESH reclamó al mismo tiempo la detención de Ghali pero Pedraz rechazó las medidas cautelares solicitadas, debido al estado de salud de Ghali y teniendo en cuenta que “no hay indicios claros de su participación en las conductas recogidas en la querella” de la asociación saharaui.

EUROPA PRESS / REDACCIÓN

FOTO: EUROPA PRESS


Comparte esta noticia para que todos sepan la verdad en España

One Comment on “El protegido del Gobierno se quiere marcar un Puigdemont”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *