Badajoz: Muere un niño de dos años y la mujer que lo cuidaba llama a una amiga pidiendo porros en vez de solicitar una ambulancia

Detenido en Málaga un líder del crimen organizado holandés buscado durante cinco años al matar por error a un DJ
Comparte esta noticia para que todos sepan la verdad en España

Muere un niño en Badajoz

Tragedia en Extremadura. Un niño de dos años de Badajoz muere en su casa al caer por las escaleras cuando estaba al cuidado de la pareja de su padre.  Por su fuera poco, la mujer, al ver la caída, en lugar de llamar a la ambulancia, escribió a una amiga para pedirle marihuana y le confesó los hechos.

La madre biológica le ha denunciado por incumplir el deber de socorro. Los hechos ocurrieron el pasado 11 de mayo en la ciudad de Badajoz, en concreto en el número 15 de la calle Leopoldo Lugones de la ciudad extremeña.

El pequeño estaba acompañado de sus hermanos mellizos, de 4 años de edad y de otro menor, hijo de la mujer del padre, es decir, quién tenía ganas de fumar porros tras el accidente.

Según se desprende de la investigación policial y de los informes médicos, el bebé muere a consecuencia de las heridas en el Hospital Materno Infantil de Badajoz. La caída se produjo a las siete de la mañana. Sin embargo, la mujer avisó varias horas después a la Policía y solo porque ésta se personó en su casa junto a trabajadores de la compañía del agua para cortar el servicio por otros motivos.

La Crónica de Badajoz explica que en los audios se desprende que la joven tenía dudas de si llamar a la ambulancia porque no sabía qué hacer con los otros niños que tenía en casa y que estaba cuidando de ellos.

El abogado de la madre ha declarado que no era la primera vez que el niño caía por las escaleras. Unos días antes, un vecino aseguró que el niño tenía un golpe en la cabeza y ésta aseguró que también se lo había hecho de esta forma, es decir, cayendo por las escaleras.

Se trata de una clara negligencia y de un claro incumplimiento del deber de socorro. Un deber que no solo implica un delito penal sino también un deber moral y ético. Un niño de dos años de Badajoz ha perdido la vida por culpa de la incompetencia de una mujer y no han aparecido los colectivos feministas a denunciar los hechos.

Feministas y progres continúan callados en su casa y guardando silencio. Si hubiera sido un hombre, otro gallo cantaría. Esta disparidad de reacciones demuestra que el movimiento feminista es un movimiento político e interesado que no opera contra las personas sino contra los hombres. Cuando es una mujer quién comete un delito, se callan y la protegen.

La autopsia aún no ha revelado los resultados y se desconoce exactamente la circunstancia de la muerte. La denuncia de la madre ha sido aceptada a trámite. Tras la pertinente investigación, los delitos serán calificados por el Ministerio Fiscal y el Juzgado de Instrucción número 2 de Badajoz será el órgano encargado de decidir si manda a juicio a la mujer.

Existen pruebas muy claras, como las capturas de pantalla que la madre asegura tener en su poder, en las que la presunta negligente escribía a una amiga por WhatsApp que el pequeño había caído por las escaleras y no daba señales de vida, además de pedirle los porros. Veremos ahora qué hace la fiscalía frentepopulista y los jueces progres.


Comparte esta noticia para que todos sepan la verdad en España

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *