La izquierda hundida por la derrota ataca a Andrea Levy por su enfermedad

Andrea Levy FOTO - EUROPA PRESS
Comparte esta noticia para que todos sepan la verdad en España

Los progres atacan a Andrea Levy después del resultado del 4-M

La victoria aplastante de la popular Isabel Díaz Ayuso en las elecciones de la Comunidad de Madrid escuece a los progres y a la izquierda. Personas sin sentimientos que han demostrado que no saben encajar una derrota y que no aceptan un resultado democrático salido de las urnas. Su respuesta ha sido atacar a Andrea Levy por su enfermedad.

Andrea Levy empezó en PP catalán, en concreto, en las Nuevas Generaciones de Cataluña, de la mano de Alicia Sánchez Camacho. Pronto consiguió ser diputada en el parlamento autonómico para luego hacer las maletas hasta la capital de España y ser concejal de cultura turismo y deportes en el Ayuntamiento de Madrid.

También es vicesecretaria de Estudios y Programas del Partido y presidenta del Comité de Derechos y Garantías.

Hace unos meses conocimos una triste noticia. Andrea Levy padece una enfermedad: fibromialgia. Una enfermedad que de momento no le tiene apartada de la política pero que le ha provocado alguna crítica por su manera de hablar.

Andrea Levy, como cualquier dirigente del PP o simpatizante de esta formación, acudió ayer por la noche a Génova 13. Allí, los madrileños que querían (porque de eso va la libertad) pudieron celebrar los resultados electorales de Ayuso.

Levy, de manera libre, cantó y bailó junto con el DJ responsable de amenizar la fiesta. Algo que ha servido a los indeseables para recordarle su enfermedad.

“Andrea Levy moviendo las cadeas… hoy no debe notar la fibromialgia” o “A la de a fibromialgia hoy no le duele nada”. Twitter se llenó de comentarios inhumanos en los que le recordaban su enfermedad.

Es vergonzoso e inadmisible que estos izquierdistas ataquen a Levy por su enfermedad, que bastante tendrá con ella. Si en ese momento, ella se veía capaz y con ganas de bailar y de disfrutar el momento, estos progres zarrapastrosos no son quién para decirle lo contrario.

Precisamente, en eso consiste la libertad de la que habla la Presidenta Ayuso. En bailar o no bailar. En bailar porque le da la gana y porque le apetece.

Queda claro, por tanto, que los progres y la izquierda no acepta el resultado electoral que ha dado las urnas. Los madrileños han votado a favor de Ayuso y han dado una lección a la izquierda. Los vecinos de la Comunidad de Madrid quieren políticas que aporten riqueza y prosperidad y esto solo se consigue bajando impuestos y dando más oxígeno a las clases medias.

Insultos a la concejal del PP por su enfermedad

El batacazo de la izquierda fue importante. El PSOE de Ángel Gabilondo obtuvo el peor resultado de su historia y Más Madrid de Mónica García consiguió los mismos resultados pero más votos. Los resultados para Pablo Iglesias fueron aún peores. El partido del Marqués de Galapagar consiguió 10 diputados, un resultado que lo convierte en la peor fuerza parlamentaria de la Asamblea de Madrid.

En consecuencia, el candidato podemita ha decidido retirarse de la política. Dimite de todos sus cargos institucionales, algo que también ha provocado tristeza en los progres, que se quedan huérfanos y sin padre político.

Peor fue el resultado de Ciudadanos que hizo el ridículo y Edmundo Bal acabó humillado. El partido de Inés Arrimadas se quedó sin representación parlamentaria al no superar la barrera necesaria del 5%. Una debacle anunciada que ya empezó el 10 de noviembre de 2019 y continuó en Galicia, en el País Vasco y en Cataluña. Inés Arrimadas debería seguir los mismos pasos que Pablo Iglesias y abandonar el partido.


Comparte esta noticia para que todos sepan la verdad en España

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *