Rocío Monasterio explica la actitud conflictiva y barriobajera de Iglesias contra los periodistas al entrar en la SER

Rocío Monasterio FOTO-Europa Press
Comparte esta noticia para que todos sepan la verdad en España

Rocío Monasterio explica toda la verdad de lo ocurrido en La Ser

El incidente entre Rocío Monasterio y Pablo Iglesias en la Cadena Ser sigue dando que hablar. Todo empezó cuando el Marqués de Galapagar retó a la candidata de Vox para que condenara la violencia sobre él a lo que ésta le invitó a condenar la violencia vivida por los dirigentes de Vox en el distrito de Vallecas.

En Vallecas se produjeron accidentes muy graves contra policías pero también contra ciudadanos de a pie, simpatizantes de Vox que se acercaron hasta la Plaza de la Constitución para presenciar el acto. Las milicias frentepopulistas rompieron el cordón policial y arrojaron piedras contra los políticos de este partido.

Pablo Iglesias se negó a hacerlo, se hizo la víctima, se levantó y se fue. Antes aún tuvo tiempo de hacerse de rogar, cogiendo mano a la periodista progre Àngels Barceló, quién le suplicaba que se quedara. Al final, abandonó los estudios de la Cadena Ser, demostrando que no tenía ningún interés en debatir con sus adversarios políticos.

En este sentido, la Cadena Ser ha sido históricamente la radio española más cercana a la izquierda y, ahora, al Gobierno del Frente Popular. Junto con El País, son habituales las operaciones de blanqueo a los diferentes dirigentes socialistas o podemitas.

Han pasado unos días y Rocío Monasterio ha concedido una entrevista en Televisión Española, con la periodista sanchista Mònica López, quién ha intentado hacerle un tercer grado pero no ha podido con la habilidad de la candidata patriota que ha desmontado su hipocresía preguntándole por qué no pidió a Iglesias condenar la violencia de Vallecas.

En la misma entrevista de La Ser, Rocío Monasterio ha dado más detalles de lo qué realmente pasó en la radio del grupo Prisa. “El otro día Iglesias entró en plató gritando a todos los periodistas que él no iba a compartir plató con la extrema derecha. Amenazó a los periodistas de la SER con que no se iba a sentar conmigo. Yo lo que no iba a hacer es levantarme yo”.

El espectáculo de la Cadena Ser organizado por Pablo Iglesias empezó mucho antes

Más que una entrevista parecía un debate. Rocío Monasterio quería ser más clara y no se calló: “ ¿Qué me llamaron a mí en la SER? Fascista, jeta, ultraderecha, esa parte la omite usted. El señor Iglesias entró en el plató diciendo que no se iba a sentar con fascistas. Lleva tiempo intentando que la SER nos vetase de ese debate. Tiene miedo a debatir con nosotros“.

El origen de todo es una supuestas cartas que el candidato de Podemos, Pablo Iglesias, el Ministro del Interior Fernando Grande Marlaska y la directora de la Guardia Civil, María Gámez, habrían recibido. Unas cartas cuyo origen todavía es un misterio y que sindicatos de Correos consideran que es totalmente imposible que pasaran el filtro de los escáneres.

De ahí que el líder de Vox en el Congreso, Santiago Abascal, dijera que podría ser un “montaje”. Sea como sea, el asunto de las cartas ha marcado la recta final de la campaña de las elecciones en la Comunidad de Madrid. La tensión entre los diferentes partidos políticos ha llegado hasta tal punto que los medios de comunicación no quieren celebrar debates electorales.

Como es habitual, la dictadura progre se ha puesto al lado de los partidos de izquierdas y han difundido el discurso de odio contra el partido de Rocío Monasterio, tachándolo de “autoritario”, “fascista” y otros adjetivos a los que ya estamos acostumbrados.

Los ataques a Rocío Monasterio y a Isabel Díaz Ayuso son cada vez más frecuentes y estos periódicos no ocupan páginas y tiempo en denunciarlo.

Rocío Monasterio
Rocío Monasterio

La opinión de españoles que se desprende en redes sociales es clara. Las actitudes de Podemos y Pablo Iglesias son contrarias a la democracia, además de incoherentes y contradictorias.

Los twitteros se han hecho eco de la simpatía y de la complicidad entre Pablo Iglesias y Àngels Barceló, pero también entre Pablo Iglesias y Mònica Lòpez. También se han percatado del tercer grado y del interrogatorio de la periodista sanchista a Rocío Monasterio, un acoso periodístico con el único objetivo de ayudar a la izquierda.

A pocos días para la celebración de los comicios, las encuestas son muy claras. El Partido Popular de Isabel Díaz Ayuso, sería la formación que ganaría las elecciones, aunque no con mayoría absoluta. Los populares tendrián un resultado cercano a los 64 diputados, cerca de los 69 necesarios.

Ciudadanos se hunde en la miseria y la izquierda sigue muy lejos de la mayoría absoluta

El PSOE sería la segunda fuerza parlamentaria y Más Madrid, la tercera. Vox sería la cuarta fuerza, con 12 diputados, los escaños suficientes para dar su apoyo a la Presidenta Ayuso.

Sólo está por ver si Rocío Monasterio entre dentro del ejecutivo autonómico o presta su apoyo externo, apoyando medidas puntuales, como los presupuestos, etc.

Podemos y Ciudadanos, por su parte, cerrarían la clasificación, con entre 5 y 10 diputados y 0. Prácticamente todas las encuestas pronostican el hundimiento del partido naranja. Edmundo Bal no conseguiría representación en la Asamblea de Madrid y tendría que regresar al Congreso de los Diputados, donde ejerce la portavocía al lado de Inés Arrimadas.


Comparte esta noticia para que todos sepan la verdad en España

One Comment on “Rocío Monasterio explica la actitud conflictiva y barriobajera de Iglesias contra los periodistas al entrar en la SER”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *