VÍDEO: Cuando Iglesias decía que la agresión a Rajoy no “puede manchar la fiesta de la democracia”

Pablo Iglesias banaliza el puñetazo a Rajoy
Comparte esta noticia para que todos sepan la verdad en España

Pablo Iglesias restaba importancia a la violencia contra Mariano Rajoy

El candidato de Podemos en la Comunidad de Madrid Pablo Iglesias fue entrevistado días después que un progre perroflauta agrediera al entonces presidente del Gobierno de la Nación, Mariano Rajoy, con un puñetazo.

Pablo Iglesias fue entrevistado en La Sexta y fue preguntado si creía que este incidente podría afectar la campaña. Él, ni corto ni perezoso, explicó que los españoles no se podían permitir que un incidente como éste manchara la fiesta de la democracia.

Es decir, Iglesias banalizó la agresión, le restó importancia, consideró que era insignificante. Todo lo contrario que ahora, cuando supuestamente ha sido víctima de amenazas en forma de balas dentro de un sobre.

En esta ocasión, todos los medios de comunicación progres y la opinión pública se han volcado con Pablo Iglesias y el resto de ‘amenazados’, es decir, el Ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, la directora de la Guardia Civil, María Gámez y la Ministra de Industria, Reyes Maroto. No lo hicieron con Mariano Rajoy. Tampoco lo han hecho con Isabel Díaz Ayuso, que la policía ha interceptado una amenaza dirigida hacia ella.

De todo ello se ha hecho eco el dirigente del Partido Popular Toni Cantó. En un tweet ha compartido las declaraciones del Marqués de Galapagar en La Sexta. Queda clara la hipocresía del ahora candidato de Unidas Podemos en la Comunidad de Madrid.

Los medios de la izquierda, liderados por la Cadena Ser, La Sexta y Televisión Española, consideran que la candidata de Vox Rocío Monasterio ha reventado la campaña electoral. Consideran que no condena las amenazas de muerte y que su actitud es “incompatible con la democracia”.

Salen a la luz más incoherencias y contradicciones de Podemos

Estos medios de comunicación tampoco dieron tanta importancia al puñetazo que recibió el popular Mariano Rajoy. Fue un ataque no sólo personal sino también dirigido hacia todos los votantes del Partido Popular. Fue una demostración de que la izquierda no respeta a aquellos que piensan de manera diferente. El agresor quería amedrentar a Rajoy pero no lo consiguió.

Queda muy claro con la actitud de TVE y de la periodista sanchista Mónica López, que se ha preguntado abiertamente porque los madrileños votan a Ayuso.

Igual que los partidos de izquierdas quieren amedrentar a Vox y a Rocío Monasterio para que cesen en su discurso y en las denuncias de sus injusticias. Son dirigentes valientes que no se van a callar y van a seguir defendiendo los derechos y las libertades de los españoles.

La izquierda, liderada por Iglesias, Mónica García y Ángel Gabilondo, insisten en hacer un cordón sanitario a Vox. Quieren aislar el partido de las instituciones y quieren silenciar su mensaje y su voz.


Comparte esta noticia para que todos sepan la verdad en España

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *